Tu Huella Soy yo Danny Valdez

detuatunews

jueves, 23 de agosto de 2018

¿Por qué se teme a imponer la ley?



Cuando Luis Henry Molina llegó a la presidencia del Instituto Dominicano de las Telecomuncaciones, Indotel, se abrió un marco de expectativas sobre la reclamada y necesaria reorganización del espectro radioeléctrico nacional. Poco más de un año después, y tras algunos amagos se mantiene una indecisión inexplicable hacia ese propósito.

Al despuntar el 2018, el Indotel abrió procesos de licitación de una franja del espectro redioléctrico en lo que pareció un esfuerzo para iniciar, en fi rme, el ordenamiento del sistema. Pero ese esfuerzo ha sido un fracaso, y todo por las truchimanerías de los que usurpan las frecuencias sin pagar por ellas al tiempo que invaden los espacios de los que operan dentro de la ley.

El Presidente del Consejo de Indotel, en una entrevista de televisión con el programa Hoy Mismo el 21 de junio pasado, informaba que en unos 24 días se pronunciaría con relación al destino de la tronchada licitación de una franja del espectro, aunque el organismo se la puso sobre una alfombra roja –al dejarla sola en la licitación- a una de las empresas competidoras de las prestadoras que operan en el país.

Pero dijo más el presidente de Indotel en esa entrevista, al anunciar que en 60 días se daría a conocer el resultado de una investigación or- denada por la Institución sobre el usufructo ilegal del espectro. Ese resultado se produciría conjuntamente con un pronunciamiento del Consejo de Directores del organismo.

Pues esos 60 días se vencieron, precisamente, este martes 21, y no se ha dicho nada. ¿Se habrá hecho algo? La situacion actual del usufructo del espectro radioeléctrico sin mediar adjudicación ofi cial y legal por parte del Indotel no es más que una clara violación de lo estipulado en la Ley General de Telecomunicaciones y que, ‘inexplicablemente’ es violentado olímpicamente por determinados personeros del negocio radioeléctrico de la nación.

¿A razón de qué? ingenuamente me pregunto. ¿Hasta cuándo? Me atrevo a preguntarle a usted que me lee.

Los ‘favores a la patria’, que es lo que parece paga el Estado a estos personeros, han sido abusivos y extralimitados, llegando al desafío que ejercen esos personeros, que no tienen el menor pudor para agenciarse villas de lujo, yates y hasta gorras y pelotas de grandes ligas.

Ingenuamente, de nuevo, pregunto la razón por la cual el órgano rector de las comunicaciones, el Indotel, ‘no ha tenido’ la fortaleza de establecer las sanciones condignas a las violaciones denunciadas e investigadas –aunque con un resultado oculto aún- que se defi nen claramente en los artículos 105, 106 y 107 relacionado a las faltas administrativas, así como de los artículos 108, 109 y 110 que crean el marco de sanción económica a los que violen las normas de uso del espectro radioeléctrico y la utilización de las señales y servicios a los usuarios, de manera ilegal.
Fuente: listíndiario.com

0 comentarios:

Publicar un comentario